Superar dolor emocional

Dolor emocional… ¿cómo gestionarlo y qué puedo aprender de ello?

Sígurenos en Instagram:

El dolor emocional llega sin avisar y nunca nos viene bien, y se va apoderando de nosotros, hasta hacerse físico… nos desgarra por dentro, nos pesa, nos duele al respirar y nos encoje. Nos roba la alegría, y nos deja como un fantasma que deambula, viviendo sin vivir.

 

Nuestra mente nos defiende, no quiere darle espacio, y hacemos todo lo posible para ignorarlo… nos duele, no lo queremos, buscamos tareas que hacer, cómo distraernos… pero da igual, el dolor ha venido a quedarse, y ni con el mayor de los esfuerzos se va. Si estamos atentos, muchas veces ese dolor no está sólo, viene acompañado por un sentimiento de soledad y de rabia.

 

Qué solos y alejados del mundo nos sentimos cuando el dolor llega a nosotros, qué injusta y dura sentimos la vida…. Necesitamos llorar, chillar, escondernos, culpar a alguien….

 

Aquí empieza la batalla, el dolor quiere ser visto, escuchado, y nuestra mente no quiere sentirlo de ninguna manera. Tenemos mil buenas razones para querer alejarlo, pero él vino a que le escuchemos, a que lo sintamos, él trae algo que contarnos, que de momento no queremos saber…

 

¿Qué podemos hacer frente al dolor emocional?

 

Rendirnos y reconectar con nuestro amor propio… ¿Cómo? Entendiendo que el dolor forma parte de nosotros, igual que el resto de las emociones, y que si vino a visitarnos es para que nos abramos de par en par… y así respirando poco a poco, con conciencia, vamos iluminando ese dolor, le damos espacio, y entonces entendemos a qué nos estamos resistiendo, qué nos está pasando, y sí, es doloroso, muy doloroso… pero cuando nos tomamos el tiempo de sentirlo, aceptarlo y amarnos, poco a poco va desapareciendo, y va llegando la comprensión.

 

Mantenernos en la resistencia no nos deja poner luz y entrar en la transformación, sólo hay lucha. La lucha nos separa y prolonga nuestro sufrimiento. El dolor nos muestra que somos vulnerables, que hay una situación que no estamos aceptando, y eso nos duele.

 

Cuando nos rendimos y confiamos, llega la sanación, llena de compasión… y desde ese lugar, poco a poco el dolor se va disipando, y poco a poco nuestro cuerpo se vuelve a abrir, volvemos a respirar y podemos seguir avanzando desde un lugar más claro y luminoso.

 

El dolor es como cuando la larva se encuentra en el capullo encogida a oscuras, pero poco a poco pasa a la fase de crisálida, y justo después ha de abrirse, confiar y abrir sus alas, convertida en una hermosa mariposa para alzar el vuelo.

 

Así que, si estás atravesando una fase dolorosa en tu vida, cierra los ojos, respira calmadamente, ponte la mano en el corazón, y permítete sentir tu dolor… “Dolor, te Veo, te Siento, te Escucho, te Acepto… yo me Acepto, yo me Amo, yo me Transformo. Gracias, Gracias, Gracias”.

 

 

www.terapiasdelcambio.com

684 41 72 08

Con amor y consciencia, Cloth🌱✨

Terapias que realizamos:

Terapeuta emocional

Contacto - Terapias del Cambio

Sesiones presenciales y a distancia

(+34) 684 41 72 08

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
× Contactar